Publicado: 8 de Septiembre de 2017 a las 09:30

SUJETADORES

Los sujetadores son elementos de ropa interior femenina que sirven para sujetar el pecho, pero que cada vez más, ha ido perdiendo su sentido más práctico, para dar un toque más atractivo y sensual.
Así que los sujetadores han ido evolucionando, y a día de hoy podemos distinguir entre diferentes tipos:

SUJETADORES BÁSICOS
Una de las prendas necesarias e indispensables que se debe tener en el cajón de tu ropa interior es un sujetador básico.
Los sujetadores básicos son los más usados en el día a día, y por eso han de sobresaltar por su comodidad, confort, y adaptación al pecho. Son los sujetadores con los que pasas más horas, y no te pueden molestar; has de sentirte libre con ellos y olbidarte que lo llevas puesto.

SUJETADORES PUSH UP
Tanto si llevas una camisa o vestido escotado, un sujetador con push-up puede proporcionarte volumen adicional y levantar tus pechos para conseguir el aspecto que quieres. El sujetador push up es ideal para mostrar un pecho más voluptuoso y redondo. Éstos sujetadores están acolchados por debajo o por los laterales.
También hay los sujetadores con efecto push up sin acolchado, que da el efecto solo con la forma de sujeción.

Hay diferentes tipos de push up para realzar más o menos el pecho: push up +1, push up +2 y hasta push up +3.

SUJETADORES REDUCTORES
Los sujetadores reductores son para mujeres con pechos grandes, que quieran disimular un poco su tamaño. Un sujetador reductor proporciona una perfecta sujeción y seguridad, y se ajusta perfectamente dándole una excelente modelación a tu busto. Refuerzan tu pecho a la vez que lo disimulan.

Con los sujetadores reductores conseguiremos una sujeción perfecta, además de distribuir la masa corporal de tus senos, reduciendo la línea del busto unos centímetros.

SUJETADORES SIN RELLENO
Los sujetadores sin relleno son los que están formados por solo la tela y sus costuras, sin ningún añadido acolchado, por lo que te dan más comodidad y libertad para el pecho dejando destacar las formas naturales de este. Pueden llevar aro o no, y te dan un toque muy sensual los que son de encaje.

Un sujetador sin relleno aporta más fuerza y sujeción que uno con relleno, centrando el pecho y afinando los laterales consiguiendo una figura más estrecha y estilizada.

Para las mujeres con poco pecho, el sujetador sin relleno también es una buena opción ya que los de corte de medio pecho, realzan el pecho y lo centran pudiendo hacer el doble de pecho que un sujetador con foam.


SUJETADORES CON RELLENO
Los sujetadores con relleno son aquellos que tienen un pequeño acolchado uniforme por toda la copa, pudiendo ser este de mayor o menor grosor. No aumenta una talla ni da más volumen, sino que da una forma más uniforme al pecho y lo redondea dando un aspecto juvenil.

Un sujetador con relleno ofrece una protección fantástica para evitar que se marque el pezón a través de la camiseta. Normalmente, los rellenos se construyen con forma de almendra y dependiendo del tipo de sujetador, podemos encontrar materiales diversos: desde algodón y nylon hasta gel o silicona. A menudo son extraíbles para que cada mujer pueda adaptar su aspecto en función a cada ocasión.

No sólo sirve para aumentar el tamaño de los pechos, sino que constituyen una forma sencilla y elegante de darle a nuestro escote una forma más bonita y estilizada, sin que eso suponga un aumento considerable de la talla de sujetador.


SUJETADORES DE ENCAJE
Los sujetadores con encaje son de lo más dulce y sensual, que te ayudan a mostrar tu lado más femenino y romántico. Pueden llevar o no relleno. Los de encaje sin relleno son los sujetadores más juveniles y sensuales, que dejan entrever parte de tu pecho de manera sutil. Favorecen tu busto dándole un toque elegante y sensual, adaptándose bien dejando un tacto suave con tu piel y una máxima comodidad para ti. Te será facil seducir con un sujetador de encaje.


SUJETADORES SIN TIRANTES/ O MULTIPOSICIÓN
Los sujetadores sin tiras, también llamados bandeau, tiene los tirantes desmontables, y puedes usar o prescindir de éstos. Son muy útiles para el verano, o fiestas ya que son ideales para vestidos abiertos o camisetas sin espalda.
Muchos modelos llevan silicona en el interior para una mayor sujeción en la espalda.

Para usar un sujetador sin tirantes:  

     Has de elegir tu talla correcta para evitar que se mueva constantemente, y no tener la sensación que va a bajar al mínimo movimiento.

     Elige una con una banda ancha y de material resistente.

     Si tiene mucho pecho opta por un balconnet alto para una mayor sujeción.

     Ponte ropa que no pese en la parte del pecho, para que no se baje el sujetador junto al vestido o camiseta.


SUJETADORES SIN AROS
Los sujetadores sin aro, no tienen ningún aro bajo del pecho, son de sujeción suave pero muy cómodos, que no molestan, ideales para mujeres embarazadas, operadas, o adolescentes en crecimiento. Se adaptan a la forma natural del pecho.

Ventajas de los sujetadores sin aros:

     Estos sujetadores sientan bien con todo tipo de prendas, ya que son más disimulados y se ajustan a todo tipos de tejido.

     Perfectos para todos los tipos e pecho, en especial para pechos pequeños.

     Síéntete más joven recordando los inicios en el mundo de la lencería con un sujetador sin aro.

SUJETADORES DEPORTIVOS
Un sujetador deportivo es un sujetador diseñado para hacer ejercicio. Hay diferentes tipos de deporte y con ellos diferentes tipos de sujeción necesarias. Estos sujetadores te dan un soporte extra y está hecho a menudo de tejidos especiales que absorben el sudor y son de secado rápido.

Para elegir tu sujetador deportivo ten en cuenta:

     Qué tipo de deporte practicarás, para elegir el grado de sujeción que necesitas.

     Evita los de algodón, ya que absorben el agua y retienen la humedad del sudor. Elige sujetadores con tejidos de secado rápido para evitar humedades y que potencien la microventilación.

     Cuanto más pecho, los tirantes han de ser más anchos, para que se reparta mejor el peso y no se claven.

     La cinta elástica de la parte inferior debe quedar perfectamente ajustada al perímetro del tronco, pero sin que esté tan prieta que llegue a producir rozaduras y heridas.

     Evita el relleno, ya que este impide la transpiración.

     Invierte en calidad para obtener un mejor rendimiento y que dure mucho más.


SUJETADORES MATERNALES
Los sujetadores maternales o de lactancia han de elegirse bien ya que es una época especial para una mujer y con cambios en el cuerpo. No han de molestar, y han de ser de larga duración ya que se lavan mucho y fácilmente se pueden desgastar. Los sujetadores de lactancia incorporan una pinza en cada pecho para poder amamantar sin quitarse el sujetador.

Consejos para elegir un sujetador de lactancia:

     Elegir la talla correcta para que no te apriete, no te deje marcas, y que el pecho no rebose por ningún lado.

     No escatimes en calidad, un buen sujetador es una mini obra de ingeniería y si está bien hecha se nota.

     Siéntete cómoda tanto por el patrón como por el tejido.

                                           
SUJETADORES TALLAS GRANDES
Los sujetadores de tallas grandes son adecuados para mujeres con curvas, de pechos voluptuosos; y han de ser cómodos, adecuados a las curvas y sin olvidar la sensualidad de una mujer.

Estos sujetadores para pechos voluptuosos pueden ayudarte a disimular el pecho pero para eso ha de ser de tu talla y copa. Un sujetador más pequeño te va a hacer más pecho del que tienes, y uno más grande no te va a sujetar y tu pecho se moverá, caerá y se verá más.

El sujetador te ha de recoger todo el pecho y ser de gran sujeción para que se mueva lo menos posible.